Con estrella Michelín

Cada año, el equipo de inspectores de la guía Michelín recorren restaurantes de todo el mundo valorando, según los criterios marcados por la guía, la cocina de millones de restaurantes.
Valoran la creatividad de los chefs, los sabores, la calidad de los productos seleccionados en cada menú, la regularidad de los locales y la relación calidad- precio encontrada. En función de esos parámetros, los inspectores de la guía elaboran unos informes que posteriormente valoran la directiva de la guía, que son los que finalmente deciden la concesión de dichas estrellas.
Barcelona es una ciudad bien valorada por ellos. En el 2015 la ciudad condal contaba con 23 restaurantes galardonados con alguna estrella Michelín, estrellas que dan prestigio y como no, más fama si cabe a los restaurantes de nuestra ciudad.
Entre estos restaurantes, se encuentran algunos con larga trayectoria en la ciudad como el restaurante Gaig del chef Carles Gaig o uno de los más prestigiosos a día de hoy en Barcelona como es el restaurante Abac. Localizado en el Tibidabo y dirigido por el chef Jordi Cruz, el cual también es jurado del programa Masterchef mencionado en el anterior post.
Conseguir una estrella Michelín conlleva detrás mucha constancia, esfuerzo y dedicación y de eso entiende mucho uno de nuestros profesores, el chef Xesco Bueno.
Gran chef de cocina y mejor formador si cabe, formaba parte del equipo de la escuela Hoffmann cuando le otorgaron una estrella Michelín.
Tenemos la suerte de contar con su presencia en nuestro taller desde hace años impartiendo talleres de arroces, y tapas creativas entre otros. Es un placer para los sentidos compartir con él una tarde de cocina ya que sus conocimientos son inacabables.